Autor: Carlos González
Fuente: Apuntes de Blanca García en conferencia “Alimentación complementaria a demanda” Stgo. Chile, agosto, 2012.

Revisaremos este informativo del ministerio de salud de Irlanda: “Starting to spoonfeed your baby” (“Comenzando a alimentar a tu bebé con cuchara”). Lo encuentran en formato pdf al ingresar este mismo título en inglés en la web.

Fíjate en la portada del instructivo para la alimentación del bebé desde los 6 meses:

  • La papilla no es papilla, son trozos.
  •  La mamadera no es mamadera, es vaso.
  • El bebé no está comiendo, está sonriendo.

El objetivo de la alimentación complementaria no es que el niño coma. No es nutricional, es educativo. Es para que aprenda a comer normal. La meta es que coma lo que come toda la familia ¿Toda la familia come papilla? Pues no, comemos normal.

Existen “ventanas de oportunidades” en el aprendizaje. Cuando llega el momento de hacer algo, los bebés lo intentan hasta que les sale. Desean hacer las cosas por sí mismo y hay que dejarlos para crezcan en su autonomía y desarrollo. Entre estas “ventanas” está comer trozos, comer con las manos, tomar la cuchara, beber en vaso.

Es imposible aprender a comer sin atragantarse, así como es imposible comenzar a caminar sin caerse.

Hay que evitar trozos de comida dura que sean como monedas (zanahoria, salchichas, almendras), ya que podría ahogarse (que no es lo mismo que atragantarse). Y jamás, por lo mismo, alimentarlo mientras se ríe, llora o está distraído. Toda su atención y voluntad debe estar en el placer de descubrir la comida.

Tu bebé necesita aprender a beber de un vaso de aprendizaje o taza, en lugar de una mamadera. Se recomiendan vasos de aprendizaje con dos asas y sin tapa. Comienza a motivar a tu bebé a beber de un vaso de aprendizaje desde los 6 meses, para que aprenda a tragar. Al año, debiera solo estar bebiendo desde este tipo de vasos. Las mamaderas no deben ser llevadas a la cama.

¿Cómo comenzar?

A partir de los 6 meses empiezas a ofrecerle y dejarle comida cerca. Trozos de la misma que come toda la familia: machacado para el bebé y entero para la familia.

Ayuda a tu bebé a aprender a masticar, dándole comidas más enteras. Tu bebé disfrutará comer con las manos para practicar Ej. Trozos de manzanas peladas o plátano, varillas de   pan   o tostadas, palitos de zanahoria y cuadritos de queso. Pero nunca deje a su bebé solo, por el riesgo de ahogo.

El bebé aprende a tomar decisiones en relación a la comida y eso es importante para su salud física y emocional. Hay cosas que le gustan y otras que no. Al igual que los adultos comen lo que les gusta o ¿acaso nosotros vamos a un restorant y pedimos un pescado que no nos gusta? o ¿compramos en el mercado alimentos que no nos gustan?. Pues no, cocinamos y comemos lo que nos agrada.

Nunca introducir migas, cereales u   otros alimentos en la mamadera. Esto podría hacer su contenido muy espeso y ser dañino para el bebé.

Los cereales comerciales incorporados a la leche son dañinos por dos razones. La primera es que muchos de ellos son 30% azúcar. Y la segunda, es que restan cantidad de leche en la mamadera, por lo que el bebé toma menos leche de la que requiere.

A partir del año.

  • Al año de vida el bebé debiera ser capaz de alimentarse solo. Lo que no es lo mismo que se alimente solo. La meta es que tan sólo tenga la capacidad.
  •  Al año, tu bebé debiera ser capaz de comer la mayoría de las comidas que come el resto de la familia.
  •  Motívalo a probar una gran variedad de comidas, sabores y texturas.
  •  Comidas pequeñas y frecuentes es lo que se recomienda. Algunos niños pueden necesitar colaciones como yogurt, fruta o pan entre comidas.
  •  Se debe motivar a los niños a beber aproximadamente medio litro de leche entera de vaca al día. Una mayor cantidad de leche puede afectar su apetito para otras comidas.
  • La leche baja en grasas no debe ofrecerse antes de los 2 años, y la leche descremada nunca antes de los 5 años.
  • La leche materna sigue siendo fundamental, no hay ninguna razón para sugerir un destete a esta edad. Que madre y bebé sigan hasta cuando quieran.
  • Durante esta etapa, todos los líquidos deben beberse en una taza o vaso, no en mamadera.
  • Evita dar dulces, chocolates y otros alimentos y bebidas azucaradas. Estos dañan los dientes, especialmente ingeridos con frecuencia, y pueden ocupar el lugar de comidas más nutritivas.
  •  No ofrecer frutos secos al menos hasta los 5 años por el peligro de ahogo que conllevan.
  • Recuerda que estás sentando las bases para un patrón de alimentación sana para toda la vida.
  •  Haz de las comidas un momento de socialización para toda la familia.
  • Da un buen ejemplo a tu hijo, alimentándote sanamente. La variedad es importante.

“Starting to spoonfeed your baby”

Share This

¡Suscríbete!

Sé parte de nuestra red de seguidores y entérate de novedades, sorteos, descuentos, productos, actividades y eventos que propician crianzas respetuosas.

Tu suscripción ha sido exitosa ¡Ya eres parte de nuestra red de seguidores!