Masaje Shantala

Autor: Frederick Leboyer
Fuente: Shantala, arte tradicional de masaje para bebés

Las semanas que siguen al nacimiento son como la travesía de un desierto poblado de monstruos: las nuevas sensaciones internas que asaltan el cuerpo del niño.

Tras el calor del seno materno, después del abrazo que es el nacimiento, llega la soledad helada de la cuna y entonces surge una fiera, el hambre, que muerde al bebé en las entrañas.

Sin embargo, lo que trastorna al niño no es la crueldad de la herida. Es la novedad, que confiere  al ogro unas proporciones inmensas. ¿Cómo calmar una tal angustia?

¿Alimentar al niño? Si. Pero no solamente con leche. Hay que abrazarlo, acariciarlo, acunarlo… y masajearlo. Hay que hablarle a su piel; hablarle a su espalda, que tiene tanta sed y hambre como su vientre.

En los países que han conservado el sentido profundo de las cosas, las mujeres todavía esta sabiduría. Aprendieron de sus madres y enseñarán a sus hijas este arte profundo, sencillo y muy antiguo que ayuda al niño a aceptar el mundo y sonreír a la vida.

Compra el libro de Frederick Leboyer en Shantala 

Share This

¡Suscríbete!

Sé parte de nuestra red de seguidores y entérate de novedades, sorteos, descuentos, productos, actividades y eventos que propician crianzas respetuosas.

Tu suscripción ha sido exitosa ¡Ya eres parte de nuestra red de seguidores!