Autora: Blanca Garcia
Fuente: Crianza En Flor

Mi leche, la leche de mis hijos.
Creo que jamás dejará de impresionarme que mi cuerpo cree este jugo tan dulce, tan tibio, tan aromático, tan suave y tan perfecto nutricionalmente. Lo crea así, sin más esfuerzo de mi parte que dar de mamar. Lo crea cada día, cada noche, en cantidades que desconozco, hay días que no lo veo, tampoco lo siento, pero ahí está para mis hijos cada vez que lo necesitan. Me impresiona su dulzor intenso, “es tan dulcecita tiene sabor a frutillas” dice mi hija.
Mi leche, la leche de mis hijos es poder, alquimia, milagro y magia pura.

Blanca García
Fundadora/Directora Crianza En Flor

También te puede interesar:

Lactancia materna y caries

Autor: Comité de Lactancia Materna de la AEP Fuente: Asociación Española de Pediatría AEP   La Organización Mundial de la Salud (OMS)1, la Unión Europea (UE)2 y el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP)3 recomiendan la lactancia...

read more

La teta cansada

Autora: Monse ReverteFuente: DormirSinLlorar.com-"Si tu bebé tiene más de 18 meses, mama constantemente en la noche y quieres reducir o eliminar las tomas nocturnas, puedes probar esta técnica para conseguir un destete parcial nocturno.No recomendamos la puesta en...

read more

Suscríbete a nuestro boletín

¿Quieres ser parte de nuestra #ComunidadCrianzaEnFlor?

 

Bienvenida! Bienvenido! tu correo ha sido ingresado correctamente.

Share This