Porteo durante el embarazo

Autora: Nohemí Hervada (texto) y Blanca García (imágenes)
Fuente: Red Canguro (texto)

Hemos comentado muchas veces lo útil que son los portabebés cuando se tiene más de un hijo. Llevar al pequeño cargado nos permite libertad para atender a los hijos mayores, lo que contribuye a evitar el sentimiento de “príncipe destronado” del que hasta ese momento era el centro de atención de la casa.

 Pero hasta que el bebé nazca y lo podamos llevar confortablemente en un portabebé surge la pregunta: ¿Puedo seguir llevando al otro niño en un portabebé si estoy embarazada?mei tai embarazada. Aquí tenéis unos consejos para ayudaros a evaluar vuestro caso personal y disipar algunas dudas si queréis usar portabebés durante el embarazo. Estos consejos están pensados para el fular, por ser el portabebé más versátil y el que mejor reparte el peso; si usas otro portabebé puedes adaptar estos consejos siempre y cuando tu portabebé te lo permita.

– Durante los primeros meses de embarazo, asegúrate antes de cargar a tu hijo mayor que tu embarazo se desarrolla de manera normal.
– Si quieres seguir llevando a tu hijo mayor delante, opta preferentemente por el nudo canguro, en el que el niño va cargado principalmente por los hombros de su porteador. El abdomen y el periné de la madre quedan así preservados.
– Has de estar muy atenta a las manifestaciones de tu cuerpo como contracciones, dolores de espalda, cansancio, dificultades para respirar, etc.
– Puedes seguir llevando a tu hijo siempre que te sientas capaz de hacerlo en buenas condiciones: llevar no es soportar y ten cuidado para evitar posibles caidas, especialmente si tu hijo ya es grande y pesa bastante.
– Los primeros meses es posible también cargar al niño en la cadera (porteo lateral). Sin embargo, esta forma de cargar se hace a nivel de las costillas y no directamente sobre la cadera, por lo que estas posiciones se volverán igual de incómodas cuando la tripa aumente de tamaño. Además es un porteo asimétrico, con lo cual, si no tienes suficiente tono en la musculatura de la espalda, es mejor dejar estos nudos para períodos cortos, asegurándote también de ajustar bien la tela para evitar la tendencia a modificar la postura correcta de la columna para compensar el peso en un sólo lateral (como con el canguro a la cadera).
– Cuando tu tripa sea más voluminosa, llevar otro niño delante puede volverse complicado e incómodo, ocasionado además presiones sobre el útero. En este momento es mejor optar por los nudos a la espalda con las variantes de anudado que eviten los nudos en la cintura, para que la tela no presione tu tripa.
– Es posible usar distintos tipos de portabebés durante el embarazo: fular, pouch, bandolera, mei tai… El fular es como siempre el que mejor reparte el peso, y el que mejor servirá a lo largo de todo el embarazo por su versatilidad. Por otro lado, si tu hijo/hija ya es mayorcito y pide mucho subir y bajar, puede que te resulte más cómodo un portabebés rápido de poner y quitar como el pouch o la bandolera, teniendo en cuenta que durante el embarazo estamos aún más cansadas aunque, como ya indicamos, el porteo lateral no es el más recomendable en los estados más avanzados del embarazo. En caso de usar un mei tai, existen diferentes maneras de atar las tiras para que no te resulten incómodas ni presionen sobre tu tripa.
– Podemos atar el fular de manera que sostenga la tripa y nos alivie del peso (fuente: asociación Porter son enfant).
– Durante el embarazo tu cuerpo va cambiando y tu manera de portear seguramente vaya también evolucionando. No dudes en cambiar las posiciones y los portabebés empleados con el tiempo, para sentirte siempre lo más cómoda posible. Es posible que si usas un pouch tengas que cambiar de talla.

Resumiendo:
Puedes llevar a tu hijo estando embarazada respetando las normas siguientes:
– Asegurarte tras una consulta a tu médico que el embarazo transcurre normalmente
– Estar atenta a las manifestaciones de tu cuerpo y llevar a tu hijo al principio ratos cortos para ver cómo reacciona tu cuerpo
– Nudos delanteros los primeros meses: recomendado sobre todo el canguro
– Nudos laterales: ocasionalmente y mejor el canguro a la cadera porque este nudo permite ajustar muy bien la tela sobre el cuerpo de la madre y del niño, evitando el sobreesfuerzo de llevar un peso desplazado
– Practicar para aprender lo antes posible los nudos en la espalda, que resultan mucho más cómodos.

Acerca de Red Canguro: La Red Canguro, Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés, es una asociación sin ánimo de lucro que se estableció en noviembre de 2008 con los fines de fomentar el uso de portabebés entre madres y padres y cualquier persona interesada, difundir información relacionada, servir de contacto y apoyo a personas que deseen iniciarse en el mundo de los portabebés, alentar el encuentro e intercambio de información y experiencias entre personas usuarias de los mismos, aumentar el nivel de conocimientos sobre el porteo de bebés en castellano y fomentar y difundir la crianza con apego. Para más información sobre estos temas, visita: http://www.redcanguro.org/ 

Imagenes elaboradas por Blanca Garcia de Crianza En Flor, durante la gestacion de su segundo hijo.

Share This

¡Suscríbete!

Sé parte de nuestra red de seguidores y entérate de novedades, sorteos, descuentos, productos, actividades y eventos que propician crianzas respetuosas.

Tu suscripción ha sido exitosa ¡Ya eres parte de nuestra red de seguidores!